Recomendaciones para el cuidado de la piel sensible, atópica, intolerante o de pacientes oncológicos.

cuidado-pieles-sensibles

Durante las pasadas jornadas sobre “Cómo cuidar la piel en el paciente oncológico”, organizadas por la Dra. Paz Cerdá Escar (especialista en dermatología médico quirúrgica y venereología) y Virginia Barrau (farmacéutica y especialista en dermofarmacia y cosmetología), se realizaron una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de cuidar la piel.

Desde la web Más Que Guapa, se han hecho eco de nuestros consejos y recomendaciones médicas a la hora de tratar este tipo de pieles especiales.
Entre ellas destacamos el uso de productos de limpieza de la piel que no contengan jabón, aplicar siempre la máxima protección solar posible y lavarse la piel con agua templada (nunca muy caliente). Además, acompañar estos hábitos de higiene con una alimentación rica en vitaminas, probióticos y prebióticos es principal.

Como medidas preventivas se encuentra como pilar fundamental, la hidratación. Fijarse en los componentes de los productos por si nos pueden producir algún tipo de alergia, y utilizar productos de cosmética de origen natural o que contengan ácido hialurónico es muy importante para mantener la piel sana e hidratada.

En pacientes oncológicos es necesario preparar la piel previamente al tratamiento, mínimo con una semana de antelación y en todos los casos, usar aguas termales alivian dolores, picores y otras molestias relacionadas con la piel.