Hilos tensores

Tratamiento preventivo en personas a partir de 35 años, que es cuando comienzan los signos de flaccidez.

¿Qué son los hilos tensores reabsorbibles?

Los hilos tensores están fabricados con PDO (polidioxanona), material de elevada compatibilidad y completamente reabsorbible, utilizado comúnmente como sutura para cirugía cardiovascular. Además favorece la colagenización, cicatrización y revitalización de los tejidos.

Los hilos tensores son introducidos en la zona a tratar, por profesionales médicos cualificados, utilizando diferentes técnicas de inserción, induciendo una reacción fibrótica fruto de la cual se activan procesos de colagenogénesis y angiogénesis.

Esto significa que son capaces de generar colágeno tipo I y tipo III (en proporciones similares a una piel joven) siendo la propia piel la que genera nuevos “HILOS NATURALES DE COLÁGENO” una vez reabsorbidos los hilos de PDO. Esto ocurre alrededor de los 6 meses tras su inserción.

¿Cada cuánto tiempo se realiza el tratamiento?

Los hilos de PDO se reabsorben en 6 meses, pero al perdurar los nuevos hilos de colágeno, formados por fibrosis natural, el efecto se prolonga de 12 a 18 meses, en función del tipo de piel, la edad, el grado de flaccidez y la respuesta individual de cada paciente.

¿A quién va dirigido el tratamiento con hilos tensores?

Tratamiento preventivo en personas a partir de 35 años, que es cuando comienzan los signos de flaccidez. A mayor edad, peor respuesta, ya que con la edad disminuye la formación de colágeno.

¿Es doloroso el tratamiento?

La intervención con hilos tensores es muy poco dolorosa y se trabaja con anestesia local.

¿Qué cuidados post-intervención son necesarios?

Las primeras 24 horas se recomienda la aplicación de frío y según molestias el médico recetará analgésico.