Limpieza de piel

Se recomienda en todos los casos de acné, como complemento del tratamiento dermatológico.

¿Qué es una limpieza dermatológica?

La piel está formada por varias capas que se recambian cada 6 semanas. En algunas dermatosis hay menos recambio celular, por lo que se acumulan, lo que se denominan “células muertas”.

¿En qué dermatosis se recomienda una limpieza de piel?

Se recomienda en todos los casos de acné, como complemento del tratamiento dermatológico. También se benefician todas las pieles a cualquier edad, ya que favorece la “luminosidad” de la piel. Permite que penetren y sean más eficaces los tratamientos dermocosméticos.

¿Cómo se realiza la técnica?

Previa desinfección de la piel, aplicamos vapor ozonizado para extraer sin agresión los comedones (puntos negros y quiste de retención).

Posteriormente aplicamos activos según el problema a tratar. En algún caso aplicamos mascarillas desincrustantes o bien hidratación de zonas desvitalizadas.

¿Qué se nota tras la limpieza?

Durante unas 24-48 horas la piel puede estar más sensible. El dermatólogo recomendará los cuidados post limpieza.

En algún caso aislado puede aparecer una foliculitis (aparición de pequeños puntos postulosos) generalmente auto-resolutivos. En todos los casos la piel aparece más luminosa y más receptiva para otros tratamientos.